lunes, 19 de mayo de 2014

Cusco se prepara para la fiesta del Inti Raymi

Ceremonia religiosa de los Incas convoca cada año a cerca de 80 mil personas.

El 24 de Junio de cada año, día del solsticio de invierno en los Andes, la ciudad de Cusco celebra el Inti Raymi con el mismo fervor que lo hacía cuando era la capital del Imperio Inca. Ante el asombro de turistas y viajeros de todo el mundo, cientos de actores cusqueños escenifican la famosa 'Fiesta del Sol', una de las cuatro celebraciones religiosas más importantes que tenían los Incas ya que representaba el renacimiento del dios Sol, el inicio de un nuevo ciclo agrícola y el origen mítico del Inca.

Sacrificio de una alpaca
Historia del Inti Raymi
Según el cronista Garcilaso de la Vega, en la noche de la víspera, los incas apagaban todas las luces del Tahuantinsuyo mientras la población se congregaba en la Plaza Huacaypata, actual Plaza de Armas de Cusco. El Inca, los sacerdotes, curacas y toda la nobleza recibían la salida del sol descalzos, en cuclillas y dando besos al aire. Luego el Inca brindaba con chicha de jora y se dirigía al templo de Koricancha en donde recibía las ofrendas de los curacas.

Finalmente regresaban a Huacaypata y realizaban un sacrificio masivo de llamas y alpacas frente al fuego. La carne de los animales así como gran cantidad de chicha era repartida entre todos los presentes con lo que los festejos duraban cerca de 9 días.

En 1572, 40 años después de la conquista española, el virrey Francisco Álvarez de Toledo prohibió el Inti Raymi por considerarla una ceremonia pagana y contraria a la fe católica. Pese a ello, se siguió realizando de manera clandestina hasta que en 1944 un grupo de intelectuales de Cusco reconstruyeron la ceremonia religiosa y desde esa fecha se ha convertido en uno de los principales atracciones de Cusco y Perú.

Tour Fiesta del Sol
En la actualidad, la celebración del Inti Raymi empieza en el Koricancha donde el Inca hace una invocación al dios sol. Después es desplazado en litera por su séquito hacia la Plaza de Armas de Cusco y luego hacia el escenario ubicado en la explanada de Sacsayhuaman. El espectáculo es un derroche de color, música y danzas folclóricas y finaliza con el sacrificio de una alpaca ante el fuego. El tour que ofrece Paseo Perú va desde los US$70 por persona e incluye un espacio en la montaña para presenciar el espectáculo, además de traslados y un guía turístico autorizado. Para más información escribir a paseo@paseoperu.com